Designed by olwebdesign

Itálica

Italica mosaic Seville

Almedinilla

almedinilla comienza su cuenta atras inaugura L YQFnRx

Baelo Claudia

BAE

Málaga

MALA

Festival Itálica 2011

Festival 2011 Itálica

 

26 de abril 

Mañana 11:30

Hércules Furens de Séneca por el grupo Séneca Teatro, Alicante

Hércules Furens. Lico, aprovechando la bajada de Hércules a los Infiernos, se apodera del trono de Tebas tras matar a su rey, Creonte, padre de Mégara, la esposa de Hércules. Ella, su hijo y Anfitrión, padre mortal del héroe, padecen la tiranía de Lico, cada día que pasa más cruel por no acceder Mégara a casarse con él. Hércules regresa justo antes de que Lico materialice sus amenazas contra la familia del héroe. Acompañado de Teseo, da muerte a Lico. La diosa Juno, demostrando una vez más su odio hacia Hércules, le hace perder la razón, y en su locura mata a su esposa e hijos. Cuando recobra la razón y toma conciencia de sus actos, busca matarse; sólo los ruegos de Teseo y Anfitrión le harán desistir, y le aconsejan a viajar a Atenas a purificarse.

 

Tarde 17:30

Anfitrión de Plauto por el grupo In Albis, IES Fuente Nueva-Morón

Anfitrión. La comedia representa en tono de parodia el mito del nacimiento de Hércules, centrándose en la leyenda de los amores de Zeus y Alcmena.
Según el mito, Zeus (Júpiter, en la comedia de Plauto) se enamora de Alcmena, la mujer del general tebano Anfitrión, hijo de Alceo. Aprovechando la ausencia de Anfitrión que tiene que marchar a la guerra, Zeus suplanta al marido tomando su mismo aspecto físico. Pasa con Alcmena una noche milagrosamente prolongada por el dios. Consecuencia de tales amores es el nacimiento de Hércules, engendrado por Júpiter, y de un gemelo, Ificles, engendrado anteriormente por el verdadero Anfitrión.

 

27 de abril

Mañana 11:30

Medea de Séneca por el grupo Teatro Estudio 21, Cádiz

Medea. Todos hemos oído alguna vez los nombres de “Medea”, “Jasón y los Argonautas”, pero pocos conocen hoy la verdadera historia: Los marineros de la nave Argo parten de Grecia hacia el lejano y misterioso país de la Cólquide, -a orillas del Mar Negro-, con la intención de apoderarse de la mágica piel del carnero divino, el Vellocino de Oro. El rey Eetes, contrario a perder al vellocino sagrado, lo custodiaba con un fenomenal dragón.  Pero su propia hija Medea, una temida hechicera, se enamora de Jasón, uno de los tripulantes de la nave Argo, y lo ayuda a conseguir el vellocino con sus malas artes. Medea, en su posterior huída con su amado Jasón, es capaz incluso de asesinar a su hermano para retrasar la persecución de su padre: “me da gusto haberle arrancado la cabeza a mi hermano, me da gusto haber troceado sus miembros”  -reconoce la traidora de su padre. Este crimen sería sólo el primero de una serie de atrocidades que Medea cometerá para favorecer a Jasón .Pasan los años y Jasón y Medea, como eternos proscritos, llegan al reino de Creonte y éste les acoge, no sin antes comprometer a su hija Creúsa con Jasón. Es aquí donde da comienzo nuestra tragedia: “¿Esto ha sido capaz de hacerme Jasón, abandonarme en país extranjero, no ha tomado en cuenta mis méritos? ¡Él,  que vio cómo llamas y mares eran vencidos por mis crímenes con tal de seguirle!”.

 

Tarde 17:30

Báquides de Plauto por el grupo Dyonisos

Báquides. El joven Mnesíloco es enviado con su esclavo Crísalo de Atenas a Éfeso para cobrar la suma de 1.200 filipos de oro, que debía a su padre Nicobulo un huésped de aquella ciudad. Durante la travesía, en Samos, se encuentra con una cortesana llamada Báquide, de la que se enamora. Pero ha de seguir su viaje a Éfeso y, durante su separación, la joven se liga por contrato durante un año al soldado Cleómaco que la conduce a Atenas, donde vive su hermana del mismo nombre. Enterado Mnesíloco de que su amada está en Atenas, escribe una carta a su amigo Pistoclero con el encargo de hallarla. Y Pistoclero, en su búsqueda, se encuentra con la Báquide ateniense, momento en el que se produce la entrada de la Báquide de Samos, acompañada por un esclavo del soldado. Es en este punto cuando se inicia la comedia.

 

28 de abril

Mañana 11:30

Antígona de Sófocles por el grupo Balbo, El Puerto de Santa María

Antígona. Tras la muerte fratricida de los dos hijos de Edipo, Creonte, el nuevo rey de Tebas , ordena que se deje insepulto a Polinices. Antígona, su hermana, se niega a soportar esta impiedad y se arriesga en defensa de las leyes divinas a enfrentarse en soledad al tirano.
Es sorprendida dando enterramiento al cadáver y se encamina serena a la muerte, a pesar de los ruegos de Hemón, su prometido, y de las advertencias del adivino Tiresias que ve signos de la cólera divina.
Cuando Creonte se arrepiente de su actuación, ya es demasiado tarde: Antígona y Hemón se han suicidado en la prisión; su esposa Eurídice hace lo mismo al conocer sus muertes, y Creonte abandona desesperado la escena.

 

Tarde 17:30

Aulularia de Plauto por el grupo Hypnos, IES Fco de los Ríos, F. Núñez

Aulularia. Euclión es un viejo avaro angustiado ante la posibilidad de que le roben una olla llena de monedas de oro que ha encontrado. Vive en la miseria con su hija Fedria. Mientras tanto, Eunomía, hermana de Megadoro, viejo solterón, pretende casarlo. Éste dice que, dispuesto a complacerla, prefiere una joven sin dote, pero virtuosa. Pide la hija de Euclión en matrimonio y éste se la promete, aunque está convencido de que su futuro yerno está enterado del hallazgo del tesoro. Cuando Euclión comunica la boda a su sierva Estáfila, ésta se alarma, pensando que se va a descubrir que la novia está a punto de dar a luz. Se conciertan las nupcias para ese mismo día y el pobre avaro, ante la avalancha de criados, cocineros y músicos con que Megadoro le ha llenado la casa para el banquete nupcial, se dirige al templo de Buena Fe a enterrar la olla. Pero Estróbilo, esclavo de Licónides, lo ha descubierto y acaba sustrayéndole la olla con el dinero. Licónides cuenta a Eunomía, su madre, el amor que siente por la hija de Euclión y la situación embarazosa en que la ha puesto; después le ruega que convenza a Megadoro para que éste le ceda como esposa a la joven. Se oyen los gritos de Fedria, que sufre los dolores del parto. Aparece con la olla el esclavo de Licónides, feliz por el hallazgo del tesoro. Euclión, en cambio, está al borde de la locura por su pérdida. Licónides oyeses lamentos y los interpreta como expresión de disgusto por el alumbramiento de su hija. Entablan ambos un diálogo lleno de malentendidos, ya que Euclión habla de su olla y Licónides de Fedria. Al final todo se aclara y Euclión concede su hija en matrimonio a Licónides, con el consentimiento de su pretendiente Megadoro, que además hace que el esclavo devuelva la olla a su legítimo dueño.