Designed by olwebdesign

Itálica

Italica mosaic Seville

Almedinilla

almedinilla comienza su cuenta atras inaugura L YQFnRx

Baelo Claudia

BAE

Málaga

MALA

Festival Itálica 2008

Festival 2008 Itálica

 

01 de abril 

Mañana 11:30

Hécuba de Eurípides por el grupo Helios, Madrid

Hécuba. Conquistada y destruida Troya por los griegos, entre los cautivos vencidos está la anciana Hécuba, viuda del rey Príamo. Sus desgracias se acrecientan cuando se entera de que su hija Polixena ha de ser sacrificada en el túmulo de Aquiles y le traen el cadáver de su hijo Polidoro, niño aún, que ha sido asesinado por quien lo tenía recogido a fin de hacerse con unos tesoros. Nada consigue Hécuba de Odiseo ni de Agamenón en los dramáticos parlamentos que sostiene con ellos; y al final se vaticinan los tristes destinos de Hécuba, que morirá convertida en perra, de su hija Casandra y de Agamenón, que perecerán a manos de Clitemnestra.

 

Tarde 17:30

La Samia de Menandro por el grupo Helios, Madrid

La Samia. Dos casas vecinas en la Atenas de finales del siglo IV: una perteneciente a un hombre de las capas más humildes de la sociedad, Nicérato; otra de un hombre con mayores recursos económicos, Démeas. Ambos propietarios son buenos amigos y han emprendido un viaje lejos de Atenas. En su ausencia, Mosquión, hijo adoptivo de Démeas, ha dejado embarazada a Plangón, hija legítima de Nicérato, a quien realmente ama y con la que pensaba casarse. Los padres de ambos aprobaban la boda. A fin de no disgustar a sus padres, Mosquión y Plangón urden una trama: darán el hijo para que lo críe a Críside, mujer de Samos, es decir una samia, de la que está enamorado Démeas, y con la que hace vida en común en su propia casa. Críside es, pues, una “amante” de Démeas. Al regresar del viaje, Démeas sorprende a la Samia dando de mamar al niño; piensa que ella es la madre. Después escucha una conversación en la que una sirvienta comenta a otra que Mosquión es el padre. Piensa, pues, que su hijo le ha engañado con Críside, la amante a la que él tanto quiere. Al final Nicérato es quien ve ya a su hija dándole el pecho al niño. Se explicará por parte de Mosquión lo sucedido, todos quedarán satisfechos y la boda se celebrará a bombo y platillo.

 

02 de abril

Mañana 11:30

Orestes de Eurípides por el grupo Balbo, El Puerto de Santa María

Orestes. Orestes ha matado a su madre, Clitemnestra, porque ella asesinó a Agamenón, su esposo y padre de Orestes. Nuestro héroe yace ahora “enfermo, castigado por las Erinias, diosas vengadoras de los muertos. Lo cuida con amor y dedicación su hermana Electra. Entre tanto los argivos se hayan reunidos en asamblea para decidir el castigo de Orestes y su hermana, que colaboró con él en el asesinato de su madre. Sin embargo ambos se aferran a la esperanza de que llegue su tío Menelao y convenza a los argivos de que los declaren inocentes. Menelao llega, pero se muestra esquivo y vacilante, hasta que encuentra el pretexto de negarse a ayudarles en Tindáreo, padre de Clitemnestra y Helena, y suegro, por tanto, de Menelao, quien lo advierte de que no ayude a Orestes, y que permita que los argivos lo castiguen. Entonces Menelao se ve libre de esta obligación y desaparece dando evasivas. Aparece Pílades, pariente, amigo y camarada de Orestes, y plantea nuevos planes, dando nuevas fuerzas y esperanzas. Orestes acude a la asamblea de los argivos para defenderse pero no consigue ser absuelto, todo lo que consigue es librarse de la lapidación y que él y su hermana se den muerte a sí mismos, lo que es menos deshonroso. Orestes regresa a palacio para suicidarse con Electra, pero a instancias de ésta y de Pílades deciden dar muerte a Helena para vengarse de Menelao por no haberles ayudado, y raptar como rehén a Hermíone, hija de ambos, para obligar mediante chantaje a Menelao a que les ayude a escapar de Argos y a salvarse, y si se niega a hacerlo matarán a Hermíone, prendiendo luego fuego al palacio si trata de retenerlos dentro. Cuando están a punto de consumar el asesinato de la joven, se presenta el dios Apolo (deus ex machina) descubre que Helena no ha muerto a manos de Orestes, sino que fue llevada viva al cielo por obra de Zeus, impide el asesinato de Hermíone y da una solución favorable a la situación que ha llegado al límite.

 

Tarde 17:30

El cíclope de Eurípides por el grupo Balbo, El Puerto de Santa María

El cíclope. Odiseo, después de hacerse al mar desde Ilión, es lanzado a Sicilia, donde habita Polifemo. Allí se encontró con los Sátiros al servicio del Cíclope; les ofrece vino, y cuando iba a recibir a cambio corderos y leche, aparece el Cíclope, que pregunta el motivo por el que se le llevan sus bienes. Sileno afirma que había sorprendido al extranjero cuando los estaba robando.

 

03 de abril

Mañana 11:30

Las Troyanas de Eurípides por el grupo Balbo, El Puerto de Santa María

Las Troyanas. Con la anciana Hécuba como protagonista, Eurípides trata del triste tema de las mujeres troyanas que, una vez perdida la guerra, se ven como esclavas en manos de los griegos. Destaca un paramento de Helena justificándose cuando se reencuentra con su marido Menelao, y otro episodio en que se nos muestra un Odiseo (Ulises) cruel, que manda matar al hijo de Héctor y a Andrómaca.

 

Tarde 17:30

Aulularia de Plauto por el grupo Balbo, El Puerto de Santa María

Aulularia. Euclión es un viejo avaro angustiado ante la posibilidad de que le roben una olla llena de monedas de oro que ha encontrado. Vive en la miseria con su hija Fedria. Mientras tanto, Eunomía, hermana de Megadoro, viejo solterón, pretende casarlo. Éste dice que, dispuesto a complacerla, prefiere una joven sin dote, pero virtuosa. Pide la hija de Euclión en matrimonio y éste se la promete, aunque está convencido de que su futuro yerno está enterado del hallazgo del tesoro. Cuando Euclión comunica la boda a su sierva Estáfila, ésta se alarma, pensando que se va a descubrir que la novia está a punto de dar a luz. Se conciertan las nupcias para ese mismo día y el pobre avaro, ante la avalancha de criados, cocineros y músicos con que Megadoro le ha llenado la casa para el banquete nupcial, se dirige al templo de Buena Fe a enterrar la olla. Pero Estróbilo, esclavo de Licónides, lo ha descubierto y acaba sustrayéndole la olla con el dinero. Licónides cuenta a Eunomía, su madre, el amor que siente por la hija de Euclión y la situación embarazosa en que la ha puesto; después le ruega que convenza a Megadoro para que éste le ceda como esposa a la joven. Se oyen los gritos de Fedria, que sufre los dolores del parto. Aparece con la olla el esclavo de Licónides, feliz por el hallazgo del tesoro. Euclión, en cambio, está al borde de la locura por su pérdida. Licónides oyeses lamentos y los interpreta como expresión de disgusto por el alumbramiento de su hija. Entablan ambos un diálogo lleno de malentendidos, ya que Euclión habla de su olla y Licónides de Fedria. Al final todo se aclara y Euclión concede su hija en matrimonio a Licónides, con el consentimiento de su pretendiente Megadoro, que además hace que el esclavo devuelva la olla a su legítimo dueño.

 

04 de abril

Mañana 11:30

Mostellaria de Plauto por el grupo Balbo, El Puerto de Santa María

Mostellaria. Un joven ateniense, modélico y de buena familia llamado Filólaques, durante una ausencia en viaje de negocios de su padre, Teoprópides, se entrega a una vida disipada junto con su esclavo Tranión: toma dinero a crédito para comprar y liberar a una guapa cortesana, Filematio, despilfarrando los bienes de su padre en comilonas y calaveradas con sus amigos. Un día cuando Filólaques bebe en casa con Filematio, con su amigo Calidámates y Delfio, amiga de este último, Tranión –a su vuelta del puerto donde había ido a comprar pescado para la cena- trae la noticia del regreso del padre. Tranión se presta a ayudar aconsejando despejar el campo y meterse en la casa que será cerrada a cal y canto así como guardar absoluto silencio. Tranión se compromete también a dar la cara por su amo contando que un fantasma les ha hecho abandonar la casa; ahuyenta así a Teoprópides. Pero un avaro viene a reclamar los intereses del préstamo echándolo todo a perder. Tranión le cuenta a Teoprópides que se trata de un préstamo para comprar una casa. Teoprópides se interesa por la compra y expresa su deseo de ver la casa. Tranión, entonces, le dice que la casa adquirida es la del vecino Simón; allí se dirige y pide permiso al dueño para visitarla pretextando que a su amo le gustaría tenerla como modelo para realizar unas obras en la suya propia. Pero el éxito de la mentira tiene corto resultado, pues los esclavos de Calidámates se presentan en la casa para buscar a su señor y ponen a Teoprópides al tanto de todo. Calidámates, finalmente interviene y logra el perdón para Filólaques e incluso para el esclavo Tranión.

 

Tarde 17:30

Las Bacantes de Eurípides por el grupo Teatro Clásico de la ESAD, Málaga

Las Bacantes. Dioniso abre la tragedia anunciando su propósito de castigar a Penteo y a su familia por haber despreciado su divinidad. Para ello ha sacado de sus hogares a las mujeres de Tebas, llevándolas en báquico delirio al monte Citerón. Penteo, enfurecido antes tales sucesos e irritado por el nuevo culto, ordena apresar a algunas de la bacantes y encadenar al mismo dios, que lo consiente. Penteo niega la divinidad de Dioniso, pero el dios provoca un terremto y derriba la mansión real. Persuade además a Penteo de que se haga espía de las mujeres vistiéndose como tal. El dios no ha hecho más que tenderle una trampa a Penteo, que acaba siendo descuartizado en el Citerón por la bacantes, encabezadas por su propia madre Ágave.

NOTA: Representación dirigida a público no escolar.